17/4/15

Trampantojo

Trampantojo: (De trampa ante ojo). 1. m. coloq. Trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es.
Un par de ejemplos para comprender el término:


¿Quéda claro? El artista es Johannes Stötter y merece la pena visitar su página.

13/4/15

Los lunes, humor (políticamente incorrecto)

La marca España
Griñán no sabía nada de los EREs,
Rajoy no sabía nada de Bárcenas.
La infanta no sabía lo que firmaba.
Los desahuciados sabían lo que firmaban

La infanta, en su escrito de defensa, vuelve a culpar de todo a Urdangarin... y eso que estaba enamorada. Igual le gustan con pijama de rayas. Un dato significativo sobre la monarquía es que la infanta que no sabía lo que firmaba era la "lista". Elena firmaba tan sin mirar que a veces escribía en la mesa. Esta es la gente que no se entera de lo que firma y está en la línea sucesoria que da acceso a firmar declaraciones de guerra; menos mal que estas firmas las refrenda el Gobierno... La Infanta firmó sin mirar, igual que el anciano ciego de las preferentes; la diferencia es que el anciano si veía lo que firmaba.

10/4/15

Gilipolleces del gobierno... aprovechadas por las compañías eléctricas.

En agosto de 2.013 en la revista 'Forbes' se escribía un artículo mofándose de la idea del Gobierno de Mariano Rajoy de poner un “impuesto al sol”. La noticia se puede leer aquí en original o aquí en vernáculo según gustos y sapiencias.
¿Por qué recordar una noticia de hace dos años? pues porque unos amigos que tienen una casita junto al mar, en Murcia, tienen paneles solares, tienen luz todo el año a todas horas y no pagan un pavo a ningún expresidente con silla en eléctricas. Y, además, hay buenos chistes a costa de las gilipolleces gubernamentales como, por ejemplo, que Gran Bretaña quiere generar 20 gigavatios en 2.020 y, todo el mundo sabe, que se va a veranear a sus costas por el sol que tiene durante todo el año. ¿A que es bonísimo?





Mientras tanto, un ingeniero industrial, Antonio Moreno Alfaro, lleva unos cuantos años alertando a la población sobre las innumerables formas que tienen las eléctricas de robarles y ya consiguió que les cueste quinientos milloncejos (500.000.000, qué bonito queda en números). Tiene una bonita página que sería conveniente visitar: http://estafaluz.com/

8/4/15

Donde las dan...

Tengo un amigo al que un divorcio jodido llevó a tener que dormir dos días en la cárcel por culpa de una denuncia de malos tratos puesta por su exmujer. Denuncia que posteriormente se demostró falsa y con todos los pronunciamientos favorables en la sentencia absolutoria y que conllevó otra denuncia por su parte contra la exmujer por malicia y falsedad que fue aceptada y sentenciada a favor del exmarido. Pero la cuestión práctica es que el exmarido permaneció dos días en el calabozo que no se los quita, ni la vergüenza que pasó ni las miradas de soslayo de los vecinos y amigos, las excusas del juez. Y no es el único al que le ha pasado ésto: desde la entrada en vigor de la Ley de medidas de protección integral contra la violencia de género, que perpetró el ministro de justicia Juan Fernando López Aguilar; en algún que otro divorcio, la ex presiona al ex con interponer una denuncia (también es culpa de los abogados, por supuesto, que lo aconsejan) para conseguir mejores condiciones; todo porque la presunción de inocencia (del varón, sólamente) desaparece y el que tiene que probar su inocencia es el acusado (varón) en flagrante contradicción con lo que, en cualquier país civilizado y en algunas dictaduras que quieren aparentar, es norma y que dice que TODA PERSONA ES INOCENTE MIENTRAS NO SE DEMUESTRE LO CONTRARIO (cosa que, curiosamente, también dice la Constitución Española y que se deriva de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre (1948) cuando establece que: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad”). Y, mira por dónde, ahora al que le ha tocado sufrir esta "Ley de medidas de protección integral contra la violencia de género", con grandes risas por parte de mi amigo, ha sido a... JUAN FERNANDO LÓPEZ AGUILAR, ex-ministro de Justicia y diputado del Parlamento Europeo. ¡Ojo! no sé si las acusaciones son o no ciertas; cuando la policía termine de investigarlas se verá y, si es culpable, que pague lo que marque la ley y si es inocente que metan en la trena a los que lo han calumniado. Lo que sí sé es que, si no fuera un aforado como tántos hay en España, hubiera ido esposado directamente al cagarrón a disfrutar de esa falta de presunción de inocencia que su ley impuso y que ahora le toca padecer. ¡Oye! va a ser cierto eso de que "... sin palo ni piedra".

6/4/15

Los lunes, humor (periodístico)

Stephen Woytack, de 74 años de edad, falleció tras caerle encima la lápida de la tumba de su suegra en un trágico accidente ocurrido en la localidad de Scranton, en Pensilvania, Estados Unidos. La víctima estaba ayudando junto a su mujer a decorar la lápida cuando de repente se vino abajo, aplastándolo, según cuenta el New York Post. Tiene cojones la cosa ¿a que parece un chiste?